23 abr. 2013

BIENVENIDOS LOS HIDROLATOS

En dos entradas anteriores, escribimos  sobre el tema de los hidrolatos, estas exquisitas  aguas, provenientes de la destilación de los aceites esenciales a las cuales se les conoce  con varios nombres, siendo otro de los más aceptados el término hidrosol.




El agua obtenida durante el proceso de destilación, contiene las partes solubles en ella por lo que la concentración de aceites esenciales en ellos es mínima y, es por esto que, son adecuados para un sinfín de preparaciones, como su uso directo en la piel.
Es importante saber que, en  la actualidad  existen algunos destiladores artesanales, dedicados a la producción exclusiva   de estos hidrolatos.

Entre sus multiples aplicaciones  tenemos  su uso como tónicos faciales, preparación de cremas y geles, en productos de limpieza para el hogar, problemas de eczema, irritaciones, piel de niños, brisas refrescantes o simplemente cuando se requiera una chispa refrescante.

Pueden también agregarse a los difusores en lugar del agua común que colocamos en ellos,  más el aceite esencial necesario y  así aumentar sus beneficios. Además, después  de una incredible sesión de masaje,  pueden rociar  un poco sobre los clientes,   para  así sellar el tratamiento.

Cuatro hidrolatos orgánicos han venido a formar parte de nuestra colección:

Hidrolato de Rosa: tiene un efecto calmante y nutritivo para la piel, se puede tambien adicionar en usos culinarios. Buena opción para pieles maduras o deshidratadas.

Hidrolato de Azahar: ideal para pieles más grasosas o combinadas y  para momentos de ansiedad.

Hidrolato de Manzanilla Romana: excelente para piel sensibles, incluso la piel del bebé.

Hidrolato de Lavanda: muy buena para todo tipo de piel, se usa también cuando hay erupciones por calor, quemaduras del sol y picaduras de insectos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario