12 ene. 2013

De por que el Laurel, es el aceite del valor y la fortaleza.


Siempre que hablamos de un aceite esencial, nos referimos no solo a sus propiedades físicas, sino también a sus cualidades energéticas y emocionales; creando así un puente de comunicación determinante,  que  ayudará aún más al proceso de sanación de la persona que los utiliza.

Para especificar esta naturaleza energética hay varios puntos a tener en cuenta: la experiencia que nos da el uso del aceite, la parte de la planta de la cual  proviene, sus características aromáticas, y un plano que me encanta explorar es el de las leyendas y mitologías alrededor de las plantas.

El Laurel, símbolo de fortaleza y valentía tiene una leyenda particular. Nos cuenta el poeta romano Ovidio, en su obra 
"Las metamorfosis", acerca del dios Apolo (Febo), de su amor por la hermosa ninfa Dafne  y de como ofendió de manera tal  a Cúpido, por lo que este decidió castigarlo. 

El, tomó dos flechas, una infundía amor, la cual fue dirigida al dios; la otra desprecio, y fue dirigida a  la hermosa Dafne. Apolo al ser flechado  y ver pasar a Dafne, cae enamorado, y ella,  solo podía sentir desprecio por el. Más Apolo la perseguía, más  Dafne corría huyendo de el y  buscando un lugar en donde esconderse.  Desesperada y sin saber  que hacer,  pidió ayuda a su padre, de repente una pesadez invadió su cuerpo, una corteza empezó a encerrarla, sus cabellos se tornaron en hojas, sus brazos en ramas y sus pies en raíces. Dafne se convirtió en un laurel, Apolo al ver eso, la abrazaba y besaba diciéndole:


"Ya que no puedes ser mi esposa, serás en verdad mi árbol; siempre mi cabellera, mis cítaras y mi carcaj se adornarán contigo. ¡Oh, laurel!, tú acompañarás a los capitanes del Lacio cuando los alegres cantos celebren el triunfo y el Capitolio vea los largos cortejos. Como fidelísima guardiana, tú misma te encontrás ante las puertas del Augusto y protegerás la corona de encina situada en el centro; así como mi cabeza, cuyos cabellos jamás han sido cortados, permanece joven, de la misma manera la tuya conservará siempre su follaje inalterable". Había acabado de hablar; el laurel se inclinó con sus ramas nuevas y pareció que inclinaba la copa como una cabeza.
http://www.trazegnies.arrakis.es/index95b.html

Cuando sientas falta de confianza, de valor y te sientas abatido por las circunstancias, puedes aplicar una gota de aceite esencial de Laurel, Laurus nobilis, en cada muñeca, frotar y aspirar profundamente su vigorizante aroma.