4 jun. 2013

SALIENDO DE LA EXPO...


Y el dolor de piernas y pies super intenso!!!
Han sido días extenuantes, estar parados por 12 horas, con pequeños intervalos para descansar,  se siente como si los pies fuesen a estallar.
Pero mi tranquilidad esta, como siempre,  en mis aceites esenciales,   inseparables en mi vida e ideales para todos los pequeños imprevistos de la vida cotidiana.

Cuando se que tengo que estar de pie y con actividad intensa, tengo dos mezclas inigualables; la primera: un spray para masaje y la segunda: baños de pies o pediluvios.

A continuación les comparto mi dueto inseparable:

Spray  para piernas cansadas

30ml de  agua o destilado de hamamelis
5 gotas aceite esencial  Lavanda
5 gotas aceite esencial Ciprés
3 gotas aceite esencial  Limón
2 gotas aceite esencial  Menta
Mezclo todo y agito cada vez que aplico sobre las piernas con un suave masaje, desde tobillos y hacia las rodillas.

Baños para piernas cansadas

A un recipiente especial para los pies,  agregar agua caliente y una dilución en 1 cucharita de aceite de almendras dulces de los siguientes aceites esenciales: 

2 gotas aceite esencial Ciprés
2 gotas aceite esencial  Lavanda
1 gota  aceite esencial Menta
Introduzca sus pies durante 15 minutos mientras se relaja con una dulce melodía y una  deliciosa infusión herbal.