5 jul. 2013

ACEITE DE TAMANU (FORRAHA), Calophyllum inophyllum


Cada vez que lo uso,  quedo maravillada con este aceite vegetal. Sus propiedades benéficas no tienen límite, es simplemente fabuloso.

El árbol llamado  “Ati”, originario del sureste de Asia,  en donde  es   considerado sagrado, produce unas flores muy aromáticas,  va desarrollando su fruto  del cual se  extrae el aceite  de Forraha o Tamanu, este  presenta un color y aroma tan profundos,   parecieran que estan relacionados con sus beneficios. Muchas personas se refieren a su aroma como: “... es que huele a curry...”.

En la antigüedad, los habitantes de Polinesia, conocían las propiedades curativas y regeneradoras  en la piel que esta planta poseía,  cuentan las leyendas que las mujeres, bañaban regularmente a sus bebés en las hojas del árbol, para prevenir erupciones en la piel y para mantener sobre todo la elasticidad de la misma.



Para obtener el aceite, el proceso de elaboración es bastante cuidadoso:
Se recogen los  granos frescos, los cuales  son desprovistos completamente de su resina,  se  trituran cuidando de no dañar la nuez del interior. Estas nueces se exponen al sol sobre unas rejas de secado  durante el día, evitando que entren en contacto con la humedad ya que de lo contrario deberán ser desechadas. Poco a poco van  obteniendo un color café y se va desprendiendo un  aroma  muy característico. De esta manera y bajo el sol, el contenido del aceite se hace evidente;  ya que el aceite se forma en esta fase de secado. Permanecen así,  durante dos meses protegidas de la lluvia, la humedad y es aquí donde termina este proceso.

Posteriormente, mediante un procedimiento  de presión en frio, se va filtrando el contenido de las nueces, resultando así,  el aceite de Tamanu. Es interesante saber que,   se necesitan  100 kg de fruta, para obtener  8kg de aceite, esto más la técnica  de obtención nos da un entendimiento de su precio.

Entre las propiedades podemos destacar las siguientes: 
  • Formación de tejido nuevo.
  •  Útil para las estrías.
  • Ayuda a la cicatrización.
  • Anti-inflamatorio.
  • Antibacterial.
  • Eczema.
  • Psoriasis.
  •  Irritaciones por el pañal.
  • Preparaciones para hemorroides.
  •  Fisuras anales.
  •  Infecciones virales  como el herpes simple o zoster, en donde  ha mostrado mucha efectividad junto con algunos aceites esenciales.
  • Dolores reumáticos. 
  • Ciática.
  • Neuritis.
  • Tratamientos de cabello.
     Es un gran sanador y no debe faltar en nuestros botiquines de cuidados aromáticos.
     
     La información y la foto de esta entrada ha sido posible gracias a la colaboración de:
     http://www.traditionaltamanuoil.com/Home_Page.html
     
     Para mayores informes visite:
     www.traditionaltamanuoil.com
     www.shaktili.com